lunes, 26 de noviembre de 2007

Traslados de la Ciudad de Guatemala





PRIMER TRASLADO

Los españoles se retiraron de Iximché a causa de los levantamientos indígenas primero a Xepau (Olintepeque) y posteriormente a Chixot (Comalapa). Esta situación de inestabilidad se recogió en varias actas del Cabildo, por lo que se decidió buscar un sitio definitivo para la ciudad.

El 22 de noviembre de 1527 Jorge de Alvarado, hermano de Pedro de Alvarado, decidió fundar formalmente una verdadera ciudad de españoles, escogió el sitio de Bulbuxy palabra que significa en cakchiquel "donde brota el agua" y que los auxiliares tlaxcaltecas tradujeron al náhuatl como Almolonga. Su diseño fu rectilíneo según evidencias históricas y arqueológicas.

La ciudad permaneció en Almolonga pocos años ya que el 11 de septiembre de 1541 fue destruida por un deslizamiento de aguas y tierra desde el Volcán de Agua. En la inundación murieron muchas personas entre ellas Doña Beatriz de la Cueva y una de las hijas de don Pedro de Alvarado.

El asienteo de Santiago de Bulbuxy o Almolonga se hallaba en el área que actualmente corresponde al poblado o caserío de San Miguel Escobar y no en la cabecera municipal de Ciudad Vieja, ya que aquí se encontraba el barrio de auxiliares tlaxcaltecas, esto fue comprobado por estudios y recientes excavaciones.

SEGUNDO TRASLADO

Debido a la tragedia ocasionada por el volcán de Agua, se dispuso trasladar la ciudad de Guatemala a un lugar más seguro. Se escogió el valle de Panchoy o Pacám, llamado por los españoles el Valle del Tuerto, actualmente es Antigua Guatemala. La ciudad se fundó prácticamente el 22 de noviembre de 1542, conforme al plano del ingeniero Juan Bautista Antonelli, aunque se haya tomado como fecha oficial el 10 de marzo de 1543.

En el valle de Panchoy la ciudad de Guatemala llegó a su gran esplendor, erigiéndose como una de las más bellas y grandes del Nuevo Mundo.

Por mas de dos siglos y medio creció y se embelleció y se hizo famosa por su arte y sabiduría. La Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala fue la capital del Reino de Guatemala. El rey Felipe II le concedió la merced de otorgarle el título de Muy Notable y Muy Leal Ciudad el 10 de marzo de 1566.

Fue la tercera ciudad en contar con imprenta en América, introducida en 1660 por el obispo Fray Payo Enríquez de Rivera. Fue la cuna del periodismo centroamericano. Aquí se fundó por Cédula Real en 1676 y comenzó a funcionar en 1681 la Real y Pontificia Universidad de San Carlos.

El hermoso valle de Panchoy comenzó a presentarse peligroso por los continuos temblores que amenazaban a la ciudad. Los temblores más serios fueron los de 1717 y 1751; pero los de 1773 conocidos como los terremotos de Santa Marta, fueron los que destruyeron la soberbia ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala.

El 29 de julio de 1773 a las tres de la tarde se sintió un temblor que hizo salir de sus casas a los vecinos, que sirvió como advertencia, ya que a los pocos minutos sobrevino el gran terremoto, seguido por continuos temblores y fuertes lluvias que duraron toda la noche.

El proceso de traslación no resultó fácil, ya que en la población se formaron dos grupos: los terronistas, que no querian abandonar la ciudad y los traslacionistas, partidarias de cambiar el lugar de la capital. Ambos bandos utilizaron abundantes argumentos para defender y promover sus posiciones. La mayoría de la población no permanecía al margen de la polémica, pero no se comprometió por lo menos abiertamente con los bandos en pugna. Luego de esta discusión que duró casi dos años salió ganando el grupo que quería el traslado.

Para el nuevo asentamiento de la capital del reino de Guatemala se hizo un amplio estudio de los valles que se consideraron más adecuados para tal fin. Entre ellos se tomó en cuenta los llanos de la Virgen, los de Jalapa, los de El Rodeo. Finalmente se eligió el valle de la Virgen, también llamado de la Ermita (del Carmen) y anteriormente llamado valle de Las Vacas, por el ganado vacuno que aquí se criaba para las necesidades de la Capitanía General.

ULTIMO TRASLADO

LA NUEVA GUATEMALA DE LA ASUNCION

Por Real Cédula expedida en San Ildefonso por el rey de España, el 21 de julio de 1775, se autoriza el traslado de la ciudad de Guatemala al valle de La Virgen o de la Ermita.

El 1 de enero de 1776, por órdenes terminantes del capitan general, Martín de Mayorga, el ayuntamiento se traslada al Establecimiento Provisional de La Ermita, como inicialmente se le llamó a la ciudad. Por orden real del 23 de mayo de 1776, la nueva capital recibió el nombre de Nueva Guatemala de la Asunción.

Se procede a la elección de autoridades del ayuntamiento, son elegidos como alcaldes ordinarios don José González Roves y don Manuel José Juarros. También son elegidos algunos regidores.

El principal problema a resolver en el nuevo sitio donde se estableció la capital del reino fue la falta de agua. Así que la introducción del preciado líquido fue encomendado al maestro de obra Don Bernando Ramírez, quien se encargó de construir el acueducto de Pinula, el cual comenzó a prestar sus servicios en 1777.

La Nueva Guatemala de la Asunción fue construida bajo el estilo neoclásico, muy de moda en esa época. Sin embargo, los templos de Santo Domingo, La Merced, Santa Rosa y Capuchinas, aunque son neoclásicos en su exterior, conservan el estilo barroco en sus interiores; en dichos templos los altares, retablos y pinturas son barrocos, pues fueron traídos de la anterior ciudad de Panchoy. El diseño de la ciudad lo realizó el arquitecto Luis Díez Navarro, pero fue modificado por el arquitecto Francisco Sabatini. Nuestra capital fue destruida parcialmente por los terremotos de 1917-1918.

A partir de la Revolución de la Revolución de 1871, la ciudad se modernizó; especialmente durante los gobiernos de los generales José María Reina Barrios (1892-1898) y Jorge Ubico (1931-1944), quienes la embellecieron con hermosos edificios. Tales son el Palacio Nacional, el de la Policía Nacional y el de Correos, construidos durante el gobierno de Ubico. Después de la Revolución de 1944, que abrió un período de mayor crecimiento urbano en el país, no sólo en relación a la ciudad capital, sino en cuanto a otras ciudades del interior del país, la ciudad de Guatemala aumentó de tamaño e importancia de sus edificios.

Actualmente la ciudad cuenta con un Centro Cívico en el que se ubican los edificios de la Municipalidad capitalina, Corte Suprema de Justicia, Banco de Guatemala, Crédito Hipotecario Nacional, Ministerio de Finanzas, Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y Teatro Nacional "Miguel Angel Asturias", además de contar con todas las instalaciones y servicios que corresponden a una moderna ciudad.